san jose del pacificoRestaurant envuelto en neblina cerca de San José del Pacífico.

San José del Pacífico tiene vistas hermosas

No se puede encontrar un medio ambiente más distinto del lánguido trópico de la costa Oaxaqueña que las abrumadoras vistas de los bosques montañosos entre nubes, en las alturas de la Sierra Madre del Sur. San José del Pacífico es un hermoso pueblo, a 2,560 metros sobre el nivel del mar, pero a un recorrido en automóvil de solo 3 horas.

Es uno de los lugares favoritos para detenerse y pasar la noche a medio camino entre la ciudad de Oaxaca y la costa, de Pochutla a Miahuatlán. Claro que visitar este lugar hace que valga la pena el viaje.

Las fiestas de su santo patrón se concentra alrededor de la pequeña plaza junto a la vieja iglesia y edificios de gobierno, por arriba de la carretera 175, que es donde la mayoría de los restaurantes y comercios se localizan, y es la única parte del pueblo que la mayoría de los visitantes llegan a ver.

Prepárese para un clima completamente diferente, especialmente durante el invierno. Las frías tardes contrastan con los relajados y frescos atardeceres en Puerto. Si desea salir por la noche para participar en las actividades festivas, abríguese bien o lo pasará muy mal. De hecho, durante el invierno la temperatura empieza a elevarse hasta después del medio día.

ADVERTISEMENT

Entre las opciones de alojamiento disponibles, se encuentran las encantadoras cabañas rústicas en una ladera, llamadas La Puesta del Sol. Cuentan con baños privados, agua caliente en abundancia y un hogar con chimenea, alimentado con leña, a unos $450 la noche. Fácilmente puede convertirse en una noche romántica, si es que tiene con quien acurrucarse.

Durante los meses del verano, el clima fresco y montañoso ofrece un grato descanso de la intensa canícula de la costa. El hotel cuenta con un restaurante y bar adecuados. Las reservaciones se pueden hacer llamando al número (01) 951 547 4225 o a través de su sitio de internet: www.sanjosedelpacifico.com.

Existen excelentes opciones para practicar el senderismo y el avistamiento de aves a lo largo de los senderos entre los bosques de pinos. Por otro lado, San José del Pacífico es conocido también por los hongos psilocibina, que atraen a aquellos con curiosidad de experimentar sus efectos alucinógenos. Es por esto que las tiendas de recuerdos ofrecen representaciones en cerámica y madera de éstos hongos, encontrándolos también en guantes de lana, sombreros, suéteres y chales.

La temporada de hongos corresponde con la de lluvias, prácticamente de julio a octubre, pero también se les encuentra el resto del año preservados en miel. Las propiedades alucinógenas y visionarias de los hongos han formado parte desde hace tiempo en la cultura de la apuesta raza Zapoteca local, en esta tierra de las nubes. Siempre mantenga presente que los hongos son una sustancia ilegal, controlada bajo las leyes mexicanas.

El camino hacia San José del Pacífico es magnífico. Al empezar a subir desde Pochutla, el camino lo llevará a Chacalapa, otro pueblo que ha adoptado a San José como su patrón.

A 300 metros de altura el paisaje es todavía tropical y exuberante, aunque ya es más fresco que la costa. Encontrará un agradable restaurant con alberca llamado Los Reyes justo sobre la carretera.

—Warren Sharpe

Media credit: Tony Richards