bicicleta de montaña en oaxacaLinda Green y su bicicleta de montaña, pasando por las montañas de Oaxaca.

A Puerto Escondido en bicicleta de montaña

Dos días, 100 kilómetros y una aventura fenomenal

Más fotos abajo

Si le gustaría ver Oaxaca desde una perspectiva algo distinta, intente un recorrido en bicicleta de montaña, pasando por la Sierra Madre a Puerto Escondido.

Pedro Martínez Adventure Tours, una compañía de turismo aventura en Oaxaca, es dirigida por uno de los atletas más reconocidos en México, en el pasado campeón de duatlón, ex-miembro del equipo nacional de ciclistas de camino y campeón nacional de ciclismo de montaña.

El objetivo de la compañía es que sus clientes gocen de las atracciones naturales y aprendan algo de la cultura y la comida que ofrece el maravilloso estado de Oaxaca.  Mi amigo, Rick Spittal, y yo hemos sido ciclistas por muchos años y seguimos escuchando acerca de Pedro Martínez y sus recorridos.  Como estamos en Puerto Escondido la mayor parte del invierno, elegimos el recorrido llamado Cascadas y Mangos de casi pura bicicleta de montaña, pero con una caminata hacia las cascadas y devuelta en el primer día.  Este viaje lleva a uno desde la región de la Mixteca a La Cañada.  El nivel se considera “moderado hasta avanzado”, con distancias de cerca de 40 km el primer día y 67 km él segundo.

ADVERTISEMENT

En este viaje anduvimos por dos regiones muy diferentes de Oaxaca – la Mixteca, conocida como una de las áreas más áridas del estado, y La Cañada, una región pequeña y muy húmeda conocida por su producción de frutas tropicales como plátanos y mangos.  Ambas regiones son parte de una gran área protegida llamada Reserva de la Biósfera.

Durante nuestro primer día fuimos recogidos desde nuestros respectivos hoteles por nuestro maravilloso y competente chofer- Roberto, y nuestro bien-parecido guía, Efraín, de 20 años y uno de los mejores atletas de Oaxaca.  Fuimos equipados con nuestras bicicletas y los cascos el día previo por Pedro Martínez en su local.  Esta compañía es muy profesional y no deja nada al azar.  Las bicicletas son de marca Cannondale, Specialized o Giant y son mantenidas a la perfección.

Pronto estábamos en camino hacia nuestra aventura.  Manejamos desde la Ciudad de Oaxaca hasta Asunción, Nochixtlan (casi dos horas de Oaxaca), donde paramos para desayunar.  No muy lejos de allí se descargaron las bicicletas y nos pusimos a andar.  Tuvimos la oportunidad de observar la vida de esa región mientras atravesamos muchos pueblos pequeños.  Con frecuencia paramos para hidratarnos y regenerarnos con fruta fresca.  Luego de muchos cerros encaramos la última parte del día, un trayecto de 4 km cuesta abajo al final del cañón que nos llevó a Santiago Apoala, nuestro destino por esa noche.  Apoala es un pueblo pequeño que pertenece a la Mixteca.

Nuestro hospedaje era muy cómodo y estábamos felices de llegar a sentarnos en sillas en lugar de bicicletas.  Comimos un excelente almuerzo de pollo con arroz delicioso y una rica ensalada.  Pero, no hubo paz para los malvados. Luego de un estiramiento de 20 minutos, Efraín golpeó nuestras puertas e hicimos una caminata a las cascadas.  Esta caminata fue muy bella, y nos llevo a visitar la serie de cascadas llamada Cola de Serpiente.  Siempre tendré esas cascadas grabadas en mi mente.  Volver a subir no fue precisamente tan divertido como fue bajar, pero una ducha y un descanso era todo lo que se necesitaba y cerca de las 8 de la tarde disfrutamos de una cena liviana y por supuesto, un muy buen mezcal – sólo para fines medicinales.

El segundo día fue tan maravilloso como él primero.  Desayunamos a las 8 de la mañana y partimos poco después.  Parecía, después de haber subido durante ese día, que habíamos estado en tantos ecosistemas diferentes.  Algunas veces estuvimos en las nubes o neblina, y el terreno es tan diferente, más parecido al bosque, y las vistas panorámicas eran totalmente espectaculares.

Al comienzo, andábamos en un bosque de pinos, luego en una zona semidesértica, y al final, en un valle.  La buena noticia: Efrain y Roberto nos cuidaron tan bien que no hubo heridas ni caídas y, debo decir, que fue muy reconfortante tener un vehículo de apoyo en caso de que se necesitara.

Atravesamos San Pedro, Jocotipac y paramos a comer en Cuicatlan.  Luego hicimos el trayecto de regreso a Oaxaca – casi dos horas por caminos montañosos.  Detestamos el tener que despedirnos de Roberto y Efrain – quienes hicieron un gran equipo.

Tanto Rick como yo sabíamos que repetiríamos esta aventura el año que viene.  Hay un viaje de Oaxaca a Puerto Escondido que es de 4 días (¡me pregunto si estaremos dispuestos a eso!)  La distancia para andar es de 210 km (definitivamente debe entrenar para esto).

Si es ciclista, visite el Bike Center, 4a Poniente s/n, al frente del mercado, aquí en Puerto Escondido.  Su dueño, Tello y su señora Coni son los únicos representantes de TREK en la ciudad y también llevan las marcas Cannondale, Giant y Rock Shox para vender o alquilar por el día, la semana o el mes.  Ésta es una gran familia que practica el ciclismo en familia, y cada Domingo ellos lideran un recorrido ciclístico por los cerros detrás de Puerto.  Tello hace mucho para alentar a los jóvenes a andar y jamás me perdería el recorrido dominical.

—Linda Green

  • bicicleta de montaña oaxaca vistas
    Rick Spittal ante una vista linda.
  • bicicleta de montaña oaxaca cascada
    La escritora y las cascadas de Cola de Serpiente
  • bicicleta de montaña oaxaca el equipo
    La guía Efrain, Rick Spittal y la escritora.
  • bicicleta de montaña oaxaca
    Caminando a las cascadas.
  • bicicleta de montaña oaxaca hospedaje
    Hospedaje en Santiago Apoala