iguana, la barraUna visita al iguanario en La Barra fascina los niños.

Iguanas, cocodrilos y más en el iguanario de La Barra

¿Cuántos visitantes de Puerto  — o residentes,  para lo que interesa — están conscientes de que hay un iguanario en La Barra? Yo no sabía que algo así existía aquí, hasta que me pidieron que escribiera un artículo sobre este lugar. Cuando surgió la idea de que invitáramos a los niños en primaria de la escuela Papalotes para conocer el lugar, acepté inmediatamente la tarea.

Uno llega al iguanario de Don Galo cruzando el Puente del río Colotepec, tomando a la derecha y siguiendo la calle principal  — ahí está del lado izquierdo. Como el iguanario está dirigido por una sola y fervorosa familia, los visitantes deben llamar de antemano para agendar la visita.

Don Galo nos recibe con una gran sonrisa, y los niños lo siguen inmediatamente cuando se zambulle en una jaula chica, donde dos iguanas jóvenes están esperando para la visita. Una es negra y la otra verde, Don Galo explica todo sobre las dos especies diferentes: lo que comen, donde viven, y les muestra el tercer ojo que tienen arriba en la cabeza y hasta deja que los niños las toquen y carguen.

Aprendemos que las iguanas están en peligro, porque la gente local las caza para comerlas. Cuando atrapan a una madre, también agarran los huevos, y de esa manera, poco a poco, las iguanas podrían dejar de existir. Esto es la razón por la cual Don Galo apoya a comunidades que quieren tener su propio iguanario: asegurando el bienestar de 50% de las iguanas, otro 50% puede servir de alimento.

Don Galo también tiene cocodrilos, y recibe un montón de preguntas de los niños, desde qué tan peligrosos son y si comen a los humanos. Asegura que no, pero aconseja también a los niños de nunca llevar a sus perros cuando vayan al río. Aparentemente perros peludos y mojados huelen rico para los cocodrilos.

También encontramos tortugas de tierra, boas, serpientes de cascabel y aves de todos tamaños y colores. El proyecto de rescatar a estos animales inició en el año 2000, y sigue de pie gracias a donativos particulares que recibe la familia, sobre todo para poder alimentar a los animales.

En este momento el proyecto necesita $9,000 pesos para construir una casa para los pericos, y Don Galo nos pregunta si los niños podrían ayudarles a hacer unas latas de donaciones que él pudiera distribuir en los restaurantes y hoteles aquí en Puerto. ¿Quién querría rechazar ese tipo de petición?

Desde el inicio, Don Galo y su familia ha liberado 5,800 iguanas, 1,256 cocodrilos y 40,000 tortugas marinas. Vale mucho la pena visitar el iguanario — para jóvenes igual como para adultos. Es pequeño y modesto, pero recuerda, solo existe gracias a la gran pasión de una familia hacia animales que muchos rechazan. Y si encuentras una de esas latas de donaciones, ¡por favor haz una contribución para la casa de pericos de Don Galo!

• Situado en La Barra. Para llegar desde Puerto: cruzar el río Colotepec y girar a la derecha en la calle principal hacia La Barra. El iguanario está a mano izquierda.

• Qué hay de ver: iguanas (por supuesto), cocodrilos, tortugas, guacamayas y más.

• Para visitas: llamar a Don Galo al 9545441551.

—Rebecka Koritz

Media credit: Teri Sueiro