sunset
produce at the public market
puertofest
mexican pipeline
turtles
beaches
horseback riding
carrizalillo
manialtepec

Puerto Escondido: paraíso en la playa

Puerto Escondido, Oaxaca: Playas arenosas y la silueta de las palmeras recortadas contra un cielo azul. Jóvenes surfistas y amantes del sol de mediana edad en la playa de Zicatela. Fruta fresca en el mercado. Cocina Oaxaqueña fresca y característica en un restaurante local. Esto es Puerto Escondido, un paraíso mexicano empapado de sol cuyas playas atraen a visitantes de todo México y de todo el mundo.

¿Invadido por turistas? Difícilmente. Siendo un poco más complicado llegar aquí que a muchos otros destinos turísticos mexicanos, Puerto Escondido no es conocido por sus paquetes vacacionales “todo pagado”. Es famoso por ser un pueblo mexicano de playa.

Se puede hospedar en un hostal sin adornos, en una casa en renta o apartamento, o en un hotel con cuantas estrellas desee. Cualquiera que sea su decisión, no quedará decepcionado, ya que Puerto Escondido es una ciudad hospitalaria y respeta a sus visitantes.

Aquí nunca se quedará con hambre. Hay cientos de lugares de dónde elegir: los restaurantes están por doquier, desde la playa hasta el mercado, y las opciones culinarias son impresionantes.

Nunca se aburrirá. Una vez que se haya cansado de estar tirado en la playa vaya a observar ballenas o rentar una lancha para ir a pescar. Vaya a bucear en el agua o a aventarse de un avión, pasear en una laguna, montar a caballo, caminar en la playa, echar un vistazo a los puestos del mercado, visitar una galería o encontrar un regalo especial para llevar a casa en una de las muchas tiendas de los artesanos.

Alternativamente, venga por una semana y quédese de por vida: cualquiera de las oficinas locales de bienes raíces estará feliz de ayudarlo a encontrar la casa de sus sueños en el paraíso.

 Un vistazo a Puerto Escondido

  • Población: 45,000
  • Base económica: turismo, pesca, agricultura
  • Playas: muchas — Zicatela (surfing), Principal, Marinero, Manzanillo, Carrizalillo y Bacocho.
  • Shopping: Dos supermercados (Super Che y Bodega Aurrerá), mercado público y mucho más, incluyendo tiendas de regalos y especializadas en el Adoquín, en Zicatela y en Rinconada.
  • Alojamiento: Para todos los gustos y presupuestos, desde hostales de surfistas hasta costosas casas de vacaciones en renta.
  • Restaurantes: Muchos mariscos, cocina Oaxaqueña, palapas de playa, lo que pida.
  • Cajeros automáticos: Media docena ó más.
  • Información para visitantes: Gina, en el quiosco del Adoquín, y en el aeropuerto.